La terapia trata de abrir nuevas formas de relación construyendo nuevas condiciones para vivir en pareja. No importa que tan deteriorada este la relación, lo importante es que ambos miembros estén motivados a permanecer unidos y den los pasos necesarios para reconstruir la relación dándose la oportunidad de vivirse en forma diferente en pareja y aprendiendo nuevas formas de relacionarse.
La terapia de pareja también permite cuando ya se tiene la decisión de separarse de manera irrevocable a hacerlo sin tanto conflicto y dolor.  Sobre todo cuando hay bienes e hijos de por medio. En el caso de que haya hijos aunque haya ruptura de pareja la relación continuara como padres, y es necesario mejorar la comunicación que les permita tomar acuerdos.

Compártelo:


Artículos más leídos

Vídeos de Centro Vitae