Información de Trauma Infantil para padres

Posted by Ana Zaragoza 12:30
Los niños que han experimentado un trauma (como un accidente de auto) tienen reacciones que pueden incluir la negación, el miedo, el enojo, la culpa, la tristeza y la confusión. Estas reacciones son parte del proceso normal de recuperación. Usted puede ayudar a su hijo mostrando aceptación por sus sentimientos, asegurándole que ahora está a salvo, y siendo consistente con sus normas de disciplina y expectativas, para que se sienta seguro. Usted podría observar algunas de las siguientes conductas, además de mal comportamiento, conductas disruptivas que el niño no había realizado antes, etc...:

1. Trastornos del Sueño. Su hijo puede dormir mal, hablar en sueños, tener pesadillas, gritar, pedir ayuda, etc. Cuando se despierta puede necesitar que lo consuelen y reaseguren. Aunque no recuerde sus sueños, probablemente estará recordando y reviviendo el accidente.

Esto es normal, es la manera que tiene nuestra mente de resolver eventos traumáticos. Reasgure a su hijo de que está a salvo, dígale que sólo tuvo una pesadilla sobre el accidente, pero que ahora ya pasó todo. En las horas en que su hijo está despierto, alíentelo a hablar del accidente, contar la historia una y otra vez. Si el no se acuerda, usted le puede hablar del evento y contarle qué pasó. Es importante hablar de todo esto para recobrar la normalidad. Muchos padres no saben esto y tienen miedo de recordárselo a su hijo, porque es ingrato.

Sin embargo, así, el niño debe resolver sus recuerdos por su cuenta. Trate de que lo comparta con usted, aunque sea duro para usted escucharlo.

2. Culpa. Algunos niños piensan que han sido malos, y es por eso que sucedió el accidente. La mayoría de los niños se sienten culpables de algo que han hecho o pensado. Aunque no está relacionado, piensan que el accidente fue un castigo. Dígale a su hijo que no es una mala persona, que no lo están castigando. Refuerce esto a menudo.

3. Actuando como si fuera más chico. Algunos niños se asustan y tienen miedo de estar solos. Algunos sufren una regresión, actúan como si fueran más chicos. Esto también es normal. De a su hijo amor y reaseguro, pero no cambie drásticamente el trato con él. Comprenda que se siente enfermo y puede actuar como más chico, pero no le permita conductas que normalmente no tolera. Si no, su hijo va a recibir el mensaje de que usted cree que algo no anda bien en él.

4. Miedo. Algunos niños siguen teniendo miedo de las cosas que asocian con el accidente, por ejemplo, autos, el conductor del auto. Suavemente, juntos, paso a paso, incremente el contacto con estas cosas.
Hable de cada paso a medida que se realice.

5. Sus sentimientos. A veces los padres sienten culpa y responsabilidad.
Recuerde, tampoco es su culpa. Los padres no pueden mirar a sus hijos todo el tiempo. No gaste su energía sintiéndose culpable y tratando de compensarlo con su hijo. Este es el momento de enfocar los sentimientos de su hijo, ayudándole a recuperarse. Si sus sentimientos persisten y no le permiten ayudar a su hijo, busque el sostén de otro adulto o de un profesional.

REACCIONES COMUNES AL TRAUMA


Aquí nombramos algunas de las reacciones comunes que puede tener un niño y sus padres, después de experimentar un trauma. Usted puede notar uno o más de estos ítems, después de un evento traumático. Estas reacciones pueden empezar enseguida o después de un tiempo.

1. Trastornos del Sueño

  • Pesadillas
  • Sueños feos o que dan miedo
  • Hablar o gritar en el sueño
  • Sueño inquieto
  • Dificultad para dormirse
  • Miedo de dormirse
  • Enuresis nocturna.

2. Culpa

  • Culparse
  • Culparse por otras cosas
  • Excesiva “mala” conducta que requiere castigo
  • Excesiva “buena” conducta que reemplaza el nivel usual de juego y madurez logrado

3. Actuar como más Chico

  • Apego excesivo No quiere que lo dejen solo
  • Demanda más atención
  • Demanda cuidados y privilegios especiales
  • Actua “como un bebé.

4. Miedo

  • Miedo de las cosas relacionadas con el trauma (subir a un auto después de un accidente de auto)
  • Miedo a ruidos fuertes, movimientos repentinos, de que lo toquen, etc.
  • Miedo a estar solo
  • Miedo a extraños
  • Otros miedos o fobias

5. Reacción de los Padres

  • Culpa
  • Ansiosos o sobreprotectores
  • Trastornos del sueño
  • Inconsistencia con la disciplina o las expectativas
  • Permisivos, dejando que el niño “se salga con las suyas”
  • Mientras que estas reacciones son normales, a veces no progresa la recuperación.


Si usted siente que su hijo está atascado, usted debe sentir la libertad de llamar a un terapeuta de niños u otro profesional de la salud mental.

Hay tratamientos efectivos, que no incluyen ninguna medicación, para ayudar a los niños y sus familias a recuperarse de un trauma emocional.

Compártelo:


Artículos más leídos